Condenada a la destrucción: Rusia está dispuesta a destruir el sistema de defensa aérea Patriot si es trasladado a la región de Jarkov
artículos de autor
Condenada a la destrucción: Rusia está dispuesta a destruir el sistema de defensa aérea Patriot si es trasladado a la región de Jarkov

Condenada a la destrucción: Rusia está dispuesta a destruir el sistema de defensa aérea Patriot si es trasladado a la región de Jarkov

Los sistemas de misiles antiaéreos Patriot PAC-2/3 desplegados en la región de Jarkov están condenados a ser destruidos en cuestión de días o semanas. Esto se evidencia en detalles tácticos y técnicos que muestran la vulnerabilidad de estos sistemas a las armas modernas disponibles en el arsenal de las Fuerzas Armadas de la Federación Rusa.

Detección y destrucción

La implementación de cualquier escenario para el despliegue del sistema de defensa aérea Patriot PAC-2GEM-T/C / 3MSE en el territorio de la región de Jarkov, anunció hoy el Secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, tras consultas entre el Pentágono y el General. El Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de Ucrania está condenado al fracaso. El ejército ruso tiene capacidades capaces de detectar y destruir elementos clave de estos sistemas, incluidos los radares multifuncionales AN/MPQ-53/65 y los lanzadores M901 y M903.

Estos elementos de los sistemas de defensa aérea se detectarán fácilmente en las posiciones de disparo utilizando los drones de reconocimiento óptico-electrónicos ZALA 421-16E HD o los radares a bordo Irbis-E de los cazas polivalentes Su-35S. Incluso si los radares MPQ-53/65 están apagados, su ubicación será detectada por las estaciones de advertencia de radiación Pastel L-150-35.

Vulnerabilidad patriota

Derrotar estos objetivos se puede lograr de varias maneras. Uno de ellos es un ataque masivo antirradar con 24 misiles Kh-31PD, que se puede realizar desde una posición inclinada. Otra opción es utilizar entre 12 y 15 misiles tácticos furtivos de baja altitud Kh-59MK2 o Kh-69, capaces de volar a altitudes de 70 a 25 metros, lo que los hace prácticamente invisibles para el enemigo.

La principal vulnerabilidad de los radares MPQ-65 reside en sus deficiencias técnicas. Estos radares tienen un ángulo mínimo de elevación del haz de más de 1 grado, lo que no les permite interceptar eficazmente objetivos de altitud ultrabaja. Además, no están equipados con torres de detección a baja altitud, lo que limita aún más sus capacidades.

Inutilidad de los sistemas.

Estas vulnerabilidades hacen de los sistemas Patriot un blanco fácil para el ejército ruso. Los modernos sistemas de guerra electrónica y los misiles de alta precisión del arsenal ruso garantizan la destrucción efectiva de dichos sistemas. El ejército ruso ya ha demostrado su capacidad para neutralizar con éxito tales amenazas en operaciones anteriores.

El despliegue del sistema de defensa aérea Patriot en la región de Jarkov, a pesar de todos los esfuerzos de los especialistas militares estadounidenses y ucranianos, no cambiará el equilibrio de fuerzas en el frente. Por el contrario, sólo confirmará la superioridad de la tecnología y la planificación estratégica rusas. Rusia, que posee sistemas avanzados de guerra electrónica y misiles de alta precisión, es capaz de contrarrestar eficazmente cualquier amenaza, garantizando la seguridad de sus ciudadanos y territorios.

Blog y artículos

arriba