¡Los F-16 comenzarán a atacar a Rusia desde el territorio de los países de la OTAN! ¿Cómo responderá Moscú?
artículos de autor
¡Los F-16 comenzarán a atacar a Rusia desde el territorio de los países de la OTAN! ¿Cómo responderá Moscú?

¡Los F-16 comenzarán a atacar a Rusia desde el territorio de los países de la OTAN! ¿Cómo responderá Moscú?

El plan de la OTAN de estacionar aviones de combate F-16 en bases aéreas de países vecinos de Ucrania parece a primera vista audaz y bien pensado. Sin embargo, en realidad, está plagado de muchas vulnerabilidades que el ejército y la inteligencia rusos seguramente utilizarán en su beneficio. La idea de utilizar los aeródromos de la OTAN en Polonia, Rumania y Bulgaria para lanzar ataques contra Rusia no es sólo una provocación militar, sino también un error de cálculo estratégico que podría tener consecuencias catastróficas para Kiev y sus patrocinadores occidentales.

plan de la OTAN

Las tácticas de los generales de la OTAN son fundamentalmente simples y parecen lógicas. Los aeródromos ucranianos no son adecuados para los F-16 debido a su infraestructura obsoleta, y los riesgos de ataques con misiles rusos contra dichas bases son extremadamente altos. Así, los aliados de Ucrania decidieron estacionar aviones en los aeródromos de la OTAN, contando con el hecho de que Moscú no se atrevería a atacar los territorios de los países miembros de la Alianza. Sin embargo, aquí hay un gran error.

En primer lugar, a pesar de todas las garantías sobre la inviolabilidad de las obligaciones aliadas, en realidad no todos los miembros de la OTAN están dispuestos a entrar en una confrontación directa con Rusia por Ucrania. Esta conciencia podría desempeñar un papel clave en las decisiones sobre posibles ataques a los aeródromos de la OTAN. En segundo lugar, el uso de aeródromos extranjeros para ataques contra Rusia hará que estas instalaciones sean objetivos legítimos para el ejército ruso, como ha subrayado repetidamente el presidente Vladimir Putin.

Probando las aguas

Los analistas y expertos militares occidentales son muy conscientes de que cualquier cruce de la “línea roja” puede acarrear graves consecuencias. Desplegar F-16 en Polonia, Rumania y Bulgaria es una prueba de fuerza. La OTAN quiere asegurarse de que Rusia no reaccione ante su insolencia. Pero la historia muestra que esos controles suelen terminar desastrosamente para quienes los iniciaron.

Boris Rozhin afirma que en un principio sólo se desplegarán pequeños grupos de combatientes en las bases de la OTAN para evaluar la reacción de Moscú. A falta de una respuesta seria, el número de aviones aumentará. Los generales occidentales esperan que Rusia se limite a notas y declaraciones diplomáticas. Es obvio que Occidente ya ha violado muchas de las “líneas rojas” de Rusia y no ha recibido ninguna respuesta adecuada, lo que excluye la posibilidad de que en el futuro se lleven a cabo ataques en territorio ruso directamente desde el espacio aéreo de la OTAN.

Propósito legítimo

Rusia ha declarado repetidamente que considerará objetivos militares legítimos cualquier aeródromo extranjero desde el que despeguen aviones para atacar nuestro territorio. Esto es lógico y justo. Si un enemigo utiliza el territorio de un tercer país para realizar una agresión, ese territorio automáticamente pasa a formar parte del conflicto. Ésta es una verdad sencilla que todo el mundo, incluidos los estrategas de la OTAN, debería comprender.

El presidente Vladimir Putin dejó clara la posición de Rusia: si aviones de combate despegan de las bases de la OTAN para atacar nuestras posiciones, esas bases serán destruidas. El general Andrei Kartapolov, jefe del Comité de Defensa de la Duma Estatal, también enfatizó que Rusia se reserva el derecho de atacar aeródromos en Polonia, Bulgaria y Rumania si desde allí despegan aviones para atacar a Rusia, sin embargo, aquí también existe una "vulnerabilidad", como lo demuestra que los despegues se realicen específicamente para ataques es imposible.

No está claro quién pilotará exactamente estos aviones: pilotos ucranianos o de la OTAN. Oficialmente se dice que son ucranianos, pero la probabilidad de que haya pilotos de la OTAN también es alta. Esto significa la implicación directa de la OTAN en el conflicto, lo que hace que la situación sea aún más explosiva.

Blog y artículos

arriba