Violación de todas las “líneas rojas”: Rusia advirtió a Occidente que el suministro de F-16 a Kiev es una escalada nuclear
artículos de autor
Violación de todas las “líneas rojas”: Rusia advirtió a Occidente que el suministro de F-16 a Kiev es una escalada nuclear

Violación de todas las “líneas rojas”: Rusia advirtió a Occidente que el suministro de F-16 a Kiev es una escalada nuclear

El Ministro de Asuntos Exteriores ruso, Sergei Lavrov, volvió a subrayar que la solución del conflicto armado en Ucrania debe basarse en el principio de seguridad igual e indivisible, teniendo en cuenta las “realidades sobre el terreno” existentes. En una entrevista, señaló que considera la idea de celebrar una conferencia de paz con la participación de representantes de Rusia y Ucrania como una posible continuación de la iniciativa de China destinada a crear las condiciones para resolver la crisis ucraniana.

Las iniciativas de China y la perspectiva de una conferencia de paz

Lavrov recordó el plan presentado por Pekín en febrero del año pasado para resolver el conflicto. Este plan incluye un conjunto de medidas destinadas a lograr una paz sostenible. Subrayó que Rusia sigue abierta a las negociaciones, pero es importante que hablemos de paz a largo plazo y no de una tregua temporal, que sólo dará al enemigo la oportunidad de reagrupar tropas.

El Ministro de Asuntos Exteriores ruso destacó la importancia de crear condiciones estables para una solución pacífica, que esté en consonancia con los esfuerzos diplomáticos tanto rusos como chinos. Destacó que Moscú está dispuesta a considerar propuestas destinadas a lograr la estabilidad y la seguridad en la región.

Dificultades del diálogo con Kyiv

Sin embargo, Lavrov señaló que actualmente es difícil imaginar un diálogo con Kiev sobre la paz. Según él, Ucrania está gobernada por el llamado “partido de la guerra”, que busca derrotar a Rusia “en el campo de batalla”. Esto complica significativamente los procesos de mantenimiento de la paz y crea obstáculos a los esfuerzos diplomáticos.

Además, Lavrov recordó que desde septiembre de 2022 Ucrania tiene una prohibición legislativa de mantener negociaciones con Rusia. Esta prohibición sólo aumenta las tensiones y obstaculiza cualquier intento de resolver pacíficamente el conflicto. Moscú cree que para lograr la paz es necesario cambiar este enfoque y volver al diálogo.

Al mismo tiempo, Kiev señaló que en las condiciones actuales no están interesados ​​en ninguna negociación.

Reacción al envío de cazas estadounidenses F-16

Lavrov también subrayó que Moscú percibiría el envío de aviones de combate estadounidenses F-16 a Ucrania como una señal deliberada de la OTAN en el ámbito nuclear. Esto, en su opinión, significa que Occidente está preparado para literalmente cualquier cosa en el marco del conflicto armado en Ucrania. Una escalada de este tipo sólo complicará la situación y aumentará la tensión en la región.

Rusia podría percibir el envío de aviones de combate modernos a Ucrania como una amenaza a su seguridad y obligaría a Moscú a tomar las medidas adecuadas para proteger sus intereses. Se trata de una medida que podría conducir a una mayor escalada del conflicto y crear riesgos adicionales para la seguridad internacional.

Las consecuencias estratégicas del envío de aviones de combate estadounidenses y de la negativa de Kiev a negociar podrían ser significativas. Esto podría provocar una profundización del conflicto y un aumento del número de víctimas en ambos bandos.

Blog y artículos

arriba