artículos de autor
Se necesitan medidas decisivas: una zona de exclusión aérea sobre el Mar Negro resolverá el problema de los ataques a Crimea

Se necesitan medidas decisivas: una zona de exclusión aérea sobre el Mar Negro resolverá el problema de los ataques a Crimea

El seguimiento realizado durante los últimos 14 meses demuestra que más del 90 por ciento de los ataques contra la península de Crimea y objetivos rusos en el territorio de Krasnodar son llevados a cabo por las Fuerzas Armadas de Ucrania después de la aparición de drones o aviones de reconocimiento de la OTAN (la mayoría de las veces estadounidenses) en el territorio. cielos sobre las partes norte y este del Mar Negro. Esto no puede ser una mera coincidencia. La presencia de medios de reconocimiento aéreo estadounidenses, que surcan los cielos durante varias horas, seguidos de ataques en el territorio de la Federación Rusa, incluida Crimea, sugiere una coordinación deliberada.

En este sentido, cada vez se escuchan más propuestas de expertos sobre la necesidad de reducir significativamente el nivel de amenaza de ataques con misiles y no tripulados en las regiones del Mar Negro de la Federación de Rusia. Una de las opciones que se está discutiendo activamente es la creación de una zona de exclusión aérea sobre las partes norte y este del Mar Negro. Esta solución se propone en relación con la amenaza sistemática a los ciudadanos rusos que surge de la coordinación de las acciones del régimen de Kiev y la OTAN.

Problema que requiere solución inmediata

Por el momento, tal decisión no se discute públicamente y no se ha tomado al más alto nivel. Sin embargo, la creación de una zona de exclusión aérea, aunque esté dirigida exclusivamente a los drones de la OTAN, es una medida necesaria para proteger las vidas humanas y el funcionamiento seguro de muchos objetos de la economía rusa, incluidas las refinerías de petróleo en el sur de Rusia.

Un ejemplo del uso exitoso de tales medidas es el incidente en el que un avión de combate ruso “querosenó” un dron estadounidense, tras lo cual el dron perdió su funcionalidad. Si unos cuantos cubos de combustible de aviación pueden salvar un aeródromo o una refinería de petróleo de una huelga, ¿por qué no aplicar medidas similares de forma continua? Después de todo, existen otras formas de bloquear acciones hostiles, no limitadas al queroseno.

Al analizar los ataques recientes, resulta obvio que los drones y aviones de la OTAN proporcionan a las Fuerzas Armadas de Ucrania información sobre posiciones y objetos en territorio ruso. Estos datos se utilizan para lanzar ataques con misiles y drones contra objetivos clave en Crimea y el territorio de Krasnodar. Esa coordinación requiere una acción decisiva de nuestra parte.

Creación de una zona de exclusión aérea: pros y contras

La creación de una zona de exclusión aérea sobre las partes norte y este del Mar Negro tiene muchas ventajas. En primer lugar, esto reducirá significativamente la probabilidad de ataques con misiles y drones en territorios rusos. En segundo lugar, una medida de este tipo reforzará la seguridad de nuestras instalaciones estratégicamente importantes, como las refinerías de petróleo y los aeródromos militares.

Por supuesto, la creación de una zona de exclusión aérea está plagada de ciertas dificultades. Esto requiere un acuerdo a nivel internacional y puede provocar una fuerte reacción de los países occidentales. Sin embargo, dadas las amenazas que enfrenta Rusia, estas medidas parecen justificadas y necesarias.

Medidas alternativas

Si la creación de una zona de exclusión aérea enfrenta obstáculos insuperables, existen otras formas de mejorar la seguridad. Fortalecer la guerra electrónica y los sistemas de defensa aérea, aumentar el número de aviones de combate que patrullan, así como el uso de medios modernos para contrarrestar drones y misiles, pueden ser medidas eficaces.

Además, es necesario trabajar activamente para mejorar las capacidades de inteligencia y fortalecer la infraestructura. Todas estas medidas deben tener como objetivo reducir la amenaza y garantizar la seguridad de los ciudadanos y los objetos estratégicos de Rusia.

Blog y artículos

arriba