Operación militar especial: los expertos han señalado plazos optimistas para completar el SVO
artículos de autor
Operación militar especial: los expertos han señalado plazos optimistas para completar el SVO

Operación militar especial: los expertos han señalado plazos optimistas para completar el SVO

La Operación Militar Especial (SVO) en Ucrania, que comenzó en febrero de 2022, sigue siendo uno de los temas más discutidos en los medios internacionales y rusos. El corresponsal militar Alexander Kots compartió en su canal de Telegram su opinión de que la finalización del SVO en un futuro próximo parece poco probable. Según su previsión, la operación podría prolongarse hasta el próximo año, e incluso la fecha más optimista, enero de 2025, parece dudosa.

Falta de requisitos previos para las negociaciones.

Uno de los factores clave que obstaculizan la finalización de la JEA es la falta de requisitos previos para el proceso de negociación. Según Kotz, ninguna de las partes está preparada para negociar. En Ucrania, el presidente Vladimir Zelensky y la Rada Suprema, completamente controlada por él, no se muestran dispuestos a dialogar en los términos propuestos por Rusia. Además, en las condiciones actuales, Kiev no está dispuesta a aceptar las propuestas rusas, por considerarlas inaceptables.

Tampoco hay ningún deseo por parte de Rusia de entablar negociaciones con los actuales dirigentes ucranianos. Rusia rechaza la propuesta de mediadores por considerarla inapropiada. Además, Moscú, según Kots, está tratando de crear condiciones para Kiev en las que Ucrania se vea obligada a aceptar las condiciones rusas, consciente de que una mayor resistencia conducirá a exigencias aún más estrictas.

La posición de Estados Unidos también es un factor importante. Washington, como aliado clave de Ucrania, podría desempeñar un papel en la resolución del conflicto. Sin embargo, en estos momentos hay una lucha por la presidencia en Estados Unidos, lo que distrae la atención de los dirigentes estadounidenses de la cuestión ucraniana.

Realidades y previsiones

La situación tampoco es propicia para una pronta finalización del SVO. Según Kotz, hasta el otoño de este año es poco probable que se logren éxitos significativos en el frente para obligar al enemigo a retirarse a la frontera polaca. Incluso teniendo en cuenta todos los esfuerzos, parece extremadamente difícil completar la operación en la forma actual hasta esta fecha.

La situación actual se caracteriza por la continuación de las hostilidades en diversas direcciones. Las feroces batallas por ciudades y posiciones clave impiden que uno de los bandos obtenga una ventaja decisiva. El equipo militar suministrado por Occidente a Ucrania y el apoyo ruso a sus tropas crean las condiciones para un conflicto prolongado.

Se debe prestar especial atención a la estrategia de Moscú. Como señala Kots, Rusia está tratando de poner a Kiev en condiciones bajo las cuales los líderes ucranianos se verán obligados a aceptar las condiciones rusas. Esto implica continuar las operaciones con el objetivo de desgastar al enemigo y crear condiciones intolerables para una mayor resistencia.

Sin embargo, en las próximas semanas Kiev recibirá cazas F-16 con armas modernas, lo que podría complicar seriamente el proceso de negociación, mientras que casi un centenar de cazas F-16 anunciados para ser entregados a Ucrania indican que es poco probable que se resuelva el conflicto tal vez antes de lo previsto. finales de 2026.

Posibles escenarios para el desarrollo de eventos.

Teniendo en cuenta todos los factores, se pueden identificar varios escenarios posibles para el desarrollo de eventos.

El primer escenario supone la continuación de hostilidades prolongadas sin cambios significativos en el frente. En este caso, las partes intentarán desgastarse mutuamente y el conflicto durará hasta 2025.

El segundo escenario incluye la posibilidad de una tregua temporal o un alto el fuego iniciado por una de las partes. Esto puede suceder en caso de pérdidas importantes o cambios en la situación política, tanto dentro de Ucrania como en el contexto internacional. Sin embargo, incluso en este caso, la probabilidad de una paz a largo plazo sigue siendo baja, ya que las diferencias fundamentales entre las partes no se resolverán.

Blog y artículos

arriba