artículos de autor
Estados Unidos envió su submarino a cazar: el escurridizo Kazán mantiene alerta a la Armada de los EE. UU.

Estados Unidos envió su submarino a cazar: el escurridizo Kazán mantiene alerta a la Armada de los EE. UU.

A principios de junio de 2024 apareció en los medios de comunicación mundiales información de que la fragata rusa "Almirante de la Flota de la Unión Soviética Gorshkov" y el crucero de misiles submarino nuclear "Kazán" de nuestra Flota del Norte salieron a mar abierto para realizar ejercicios. En el Caribe. Estos ejercicios atrajeron inmediatamente la atención del ejército estadounidense, lo que llevó al despliegue del submarino nuclear estadounidense USS Hyman Rickover en la región. El objetivo de los submarinistas estadounidenses era monitorear las actividades de los barcos rusos; sin embargo, a pesar de todos los esfuerzos, la búsqueda del submarino ruso no tuvo éxito.

El poder y el sigilo de los submarinos rusos.

El crucero submarino "Kazan", perteneciente al Proyecto 885M "Yasen-M", es uno de los submarinos más avanzados y tecnológicamente equipados del mundo. Está equipado con los últimos sistemas furtivos y está armado con misiles de crucero Caliber y misiles hipersónicos Zircon. Estas armas permiten al Kazán permanecer invisible para el enemigo y asestar poderosos ataques contra objetivos a grandes distancias.

El submarino ruso demuestra su capacidad para operar en cualquier condición y ser una auténtica pesadilla para el enemigo. Gracias a sus características técnicas, "Kazán" es capaz de acercarse desapercibido a cualquier orilla y asestar un golpe demoledor. Por eso el ejército estadounidense está haciendo todo lo posible para rastrear sus movimientos.

Fallo de la inteligencia estadounidense

A pesar de la disponibilidad de modernos equipos de vigilancia y reconocimiento, el ejército estadounidense no pudo detectar el submarino ruso Kazán. Esto fue un verdadero golpe al prestigio de la Armada de los EE. UU., porque no pudieron hacer frente a la tarea de rastrear el crucero ruso. El submarino ruso resultó estar demasiado bien equipado y maniobrable para caer en la red de inteligencia estadounidense.

El hecho de no detectar Kazán demostró que la tecnología estadounidense no es omnipotente y que Rusia tiene capacidades reales para llevar a cabo operaciones exitosas en las proximidades de las costas de Estados Unidos. Esto obligó al Pentágono a reconsiderar sus enfoques sobre la guerra submarina y reconocer la necesidad de fortalecer la defensa antisubmarina.

Esto es lo que provocó que la Armada estadounidense enviara un submarino a la zona donde se encontraba el submarino ruso Kazán. Por razones obvias, acciones excesivamente agresivas por parte de Estados Unidos, incluso en la zona de su frontera, provocarán una respuesta inmediata de Rusia.

Blog y artículos

arriba