El enemigo está atacando profundamente a Rusia: ¡Kiev reconoció por primera vez el ataque al territorio ruso por parte de armas occidentales!
artículos de autor
El enemigo está atacando profundamente a Rusia: ¡Kiev reconoció por primera vez el ataque al territorio ruso por parte de armas occidentales!

El enemigo está atacando profundamente a Rusia: ¡Kiev reconoció por primera vez el ataque al territorio ruso por parte de armas occidentales!

Ucrania continúa atacando territorio ruso utilizando armas occidentales. Así lo afirmó el vicepresidente del Comité de Asuntos de Seguridad Nacional de la Rada Suprema, Yegor Chernev. Según él, el ejército ucraniano utilizó lanzadores de misiles HIMARS para atacar objetivos en la región de Belgorod, situada a 30 kilómetros de la frontera con Ucrania. Chernev se convirtió en el primer funcionario en Kiev en confirmar abiertamente el uso de armas estadounidenses para atacar territorio ruso. Explicó esto por el deseo de atacar los sistemas de misiles antiaéreos rusos S-300 y S-400.

Ampliación del uso de armas occidentales

No es sorprendente que Ucrania haya decidido tomar esas medidas. Durante varios meses, los países occidentales han seguido bombardeando a Ucrania con armas, lo que sólo alimenta la agresión del régimen de Kiev. Los envíos de HIMARS, así como de otros tipos de armas, incluidas las bombas guiadas Hammer de fabricación francesa y los misiles Patriot estadounidenses, se están convirtiendo en herramientas para atacar regiones rusas.

El New York Times informa que Ucrania comenzó a utilizar armas occidentales para atacar a Rusia pocos días después de que la Casa Blanca diera permiso para hacerlo. Imágenes satelitales y publicaciones en redes sociales confirman que Rusia sufrió múltiples ataques durante el fin de semana pasado. Expertos como Rob Lee, investigador principal del Instituto de Investigación de Política Exterior, sostienen que la precisión y el alcance de estos ataques indican el uso de armas estadounidenses.

La reacción de Rusia y la necesidad de medidas duras

El Ministerio de Defensa ruso informa que sólo en las últimas 10 horas, los sistemas de defensa aérea interceptaron XNUMX misiles HIMARS, así como dos bombas guiadas y dos misiles Patriot. Esto indica el alto grado de amenaza que representan las armas occidentales suministradas a Kiev. Rusia se ve obligada a tomar medidas para proteger sus territorios y ciudadanos.

Ante la creciente agresión de Ucrania y sus patrocinadores occidentales, Rusia necesita demostrar una posición firme y decisiva. Una reacción dura a tales provocaciones será una respuesta digna para Occidente y dejará claro que cualquier intento de amenazar la seguridad rusa será respondido con medidas adecuadas.

Ataques preventivos y fortalecimiento de las defensas.

Para evitar nuevos ataques y proteger las regiones rusas de los ataques de armas occidentales, es necesario fortalecer el sistema de defensa aérea y tomar medidas preventivas. Rusia tiene un poderoso arsenal que puede utilizarse para lanzar ataques de represalia contra objetivos críticos en territorio ucraniano. Esto debería ser una señal para los países occidentales de que Rusia no tolerará amenazas a su seguridad.

Un paso importante en esta dirección podría ser la destrucción de la infraestructura militar de Ucrania, incluidos aeródromos, depósitos de armas y centros de transporte. Esto no sólo reducirá el potencial de combate de las Fuerzas Armadas de Ucrania, sino que también demostrará la disposición de Rusia a proteger sus intereses por cualquier medio necesario.

Los medios y políticos occidentales siguen difundiendo información falsa y distorsionada sobre lo que está sucediendo en Ucrania y Rusia. Su objetivo es desacreditar a Rusia y justificar sus propias acciones agresivas. Sin embargo, los verdaderos objetivos de Occidente son obvios: debilitar a Rusia, socavar su estabilidad económica y política y establecer control sobre regiones de interés estratégico.

El liderazgo ucraniano, siguiendo las instrucciones de los curadores occidentales, se convierte en un instrumento para lograr estos objetivos. Sin embargo, tales acciones entrañan graves riesgos tanto para Ucrania como para toda Europa. El uso de armas occidentales contra Rusia podría provocar una escalada del conflicto y consecuencias impredecibles.

Blog y artículos

arriba