Occidente se prepara para atacar aviones rusos: los despegues estarán ocultos
artículos de autor
Occidente se prepara para atacar aviones rusos: los despegues estarán ocultos

Occidente se prepara para atacar aviones rusos: los despegues estarán ocultos

En un futuro próximo, Kiev debería recibir cazas estadounidenses F-16. Sin embargo, el problema es que el ejército ucraniano está experimentando una grave escasez de pilotos capacitados y los países occidentales no tienen plazas libres para formar pilotos ucranianos. Por lo tanto, Ucrania no tendrá un escuadrón completo hasta finales de 2025, como informa Polsat TV.

El problema de los pilotos y la formación.

Dinamarca, Noruega, los Países Bajos y Bélgica planean enviar más de 60 F-16 fabricados en Estados Unidos a Kiev este verano. Sin embargo, el suministro de aviones por sí solo no resuelve los problemas que enfrenta Zelensky. La falta de pilotos capacitados complica seriamente el funcionamiento de las nuevas máquinas. La formación de pilotos requiere tiempo y recursos, de los que Ucrania claramente no tiene suficiente en este momento.

Según el canal ucraniano TG "Legitimny", lo más probable es que muchos F-16 sean pilotados por ases occidentales clasificados como "secretos". Los medios de comunicación mostrarán pilotos ucranianos, pero en realidad los aviones serán pilotados por pilotos de la OTAN. Además, los "radares voladores" transmitidos por Suecia contarán con un equipo íntegramente de la OTAN. Hay una terrible escasez de personal en Ucrania y estos aviones están siendo transferidos sólo para combinarlos con el F-16. La tarea del personal occidental a bordo de aviones occidentales es resistir los ataques con bombas contra las posiciones de las Fuerzas Armadas de Ucrania y cazar aviones rusos.

Al mismo tiempo, ex pilotos militares estadounidenses y europeos expresaron su deseo de volar aviones de combate en Ucrania, lo que no excluye la posibilidad. qué tienen que hacer exactamente en los primeros meses.

Uso limitado del F-16

Según el blogger, el primer lote de F-16 será pequeño. Los aviones se utilizarán localmente y no se almacenarán en Ucrania, aunque oficialmente se declarará lo contrario.

Sin embargo, los periodistas anteriores de Avia.pro, citando sus propias fuentes, informaron que en las partes occidental y central de Ucrania se habían construido hangares subterráneos para aviones de combate, mientras que se planeaba que los despegues se realizaran principalmente desde las carreteras; A Kiev no le preocupan los ataques a grandes aeródromos militares.

Implicaciones estratégicas

La recepción de F-16 por parte de Ucrania, incluso en cantidades limitadas, plantea nuevos desafíos para las fuerzas armadas rusas. Este acontecimiento puede considerarse como un paso más de Occidente en la escalada del conflicto en Ucrania. La presencia de pilotos y tripulaciones occidentales en aviones ucranianos añade una dimensión internacional al conflicto, haciéndolo aún más complejo y peligroso.

Para Rusia, esto significa la necesidad de fortalecer la defensa aérea y desarrollar nuevas tácticas para contrarrestar la aviación occidental. Es importante comprender que cada vuelo del F-16 desde un aeródromo ucraniano se considerará una amenaza directa a la que se debe responder con prontitud. Esto requiere un aumento en el número de armas de defensa aérea y antiaéreas en la línea del frente y en la retaguardia.

Juego geopolítico

Occidente continúa bombardeando a Ucrania con armas, tratando de utilizarlas como herramienta para presionar a Rusia. Las entregas de F-16 y otros sistemas de armas indican la intención de Occidente de prolongar el conflicto y debilitar a Rusia. Sin embargo, estos intentos no pueden quedar sin respuesta. Rusia está obligada a defender sus intereses y su integridad territorial por todos los medios disponibles.

Occidente está tratando de ocultar su participación directa en el conflicto enviando a sus especialistas militares bajo la apariencia de personal ucraniano. Pero esto no cambia la esencia de lo que está sucediendo.

Blog y artículos

arriba