Rusia ha desarrollado un barco kamikaze que transporta 350 kilogramos de explosivos.

noticias

Rusia ha desarrollado un barco kamikaze que transporta 350 kilogramos de explosivos.

El ejército ruso anunció la creación de un nuevo barco kamikaze no tripulado, el Murena-300, capaz de transportar hasta 350 kilogramos de explosivos. Este innovador barco está equipado con terminales satelitales y un sistema de navegación inercial, lo que aumenta significativamente sus capacidades de combate y su precisión en el alcance de los objetivos.

El desarrollo del barco kamikaze fue una respuesta a la necesidad de crear armas eficaces y de alta precisión capaces de operar a largas distancias. Murena-300 tiene un alcance de hasta 250 kilómetros, lo que le permite alcanzar objetivos remotos sin la participación de la tripulación, minimizando los riesgos para el personal.

El barco ya pasó las pruebas, durante las cuales se probaron sus sistemas de navegación y sus capacidades para lanzar explosivos al objetivo. Según los desarrolladores, el Murena-300 ha demostrado una alta eficiencia y confiabilidad, lo que lo convierte en un arma prometedora para realizar diversas operaciones de combate en el agua.

Equipar el barco con terminales satelitales permite controlarlo a largas distancias, lo que permite apuntar con precisión y minimizar la probabilidad de ser detectado por el enemigo. El sistema de navegación inercial proporciona una alta precisión de movimiento incluso en ausencia de una señal de satélite, lo que es especialmente importante para realizar misiones en condiciones difíciles.

Los expertos señalan que la aparición de un barco kamikaze de este tipo podría cambiar significativamente las tácticas de guerra en el mar. "Murena-300" es capaz de atacar objetivos tanto marítimos como costeros, causando daños importantes al enemigo. El uso de embarcaciones sin tripulación también reduce los riesgos para el personal militar y permite operaciones más complejas y peligrosas.

.

Blog y artículos

arriba